Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 24 de septiembre de 2015

VERDADES SESGADAS

Septiembre 5 de 2015

El autor, en su columna de hoy, no quiere entrar en conceptos puramente filosóficos, donde no es muy experto en la materia. Tan solo quiere llamar a la reflexión sobre las verdades que cada ser humano tiene, desde su concepción, pasando por su formación hasta el final del ciclo de la vida. En este mundo einsteniano, la relatividad se ha convertido en la brújula de la vida para que el desarrollo y progreso lleguen de la mano y dominen el mundo, sin dejar mucho para pensar y reflexionar. Hace unos días, un vestido podía ser visto en una foto en una combinación de colores crema y nácar, pero no faltaron quienes le daban la razón a la foto donde se veía negro y azul; se armaron debates a lo largo de verbenas y redes sociales, unos felices y otros muy tensos, pero todo el mundo tenía la razón y supuestamente sabían la verdad. ¿Qué pasó? Aparecieron las perspectivas de todos, tratando de entender una verdad absoluta la cual jamás llegó a descubrirse, pero junto con esto, llegaron los sesgos de los polemistas que condujeron a un arduo debate; trayendo como conclusión que todas las verdades a flote, son sesgadas.

Partiendo de los conceptos de verdad (Cualidad de las proposiciones que concuerdan con la realidad, especificando lo que de hecho es el caso”) y sesgo (“la oblicuidad o torcimiento de una cosa hacia un lado. El concepto también se utiliza en sentido simbólico para mencionar una tendencia o inclinación”), es necesario justificar las coyunturas que se presentan para que todos expongan sus conceptos desde sus puntos de vista, y que por más que se pueda probar al máximo algo, jamás habrá acuerdo total en el mismo. De esto ha habido un sinnúmero de casos a lo largo de la historia:

El Primero puede ser el Origen del Universo. Mientras que para varios científicos, el Big Band es la base de todo, con un mundo en constante evolución y que en un momento dado llegaría a su fin como producto de su ciclo normal, para los religiosos la causa de esto, se encuentra en un ser teológico (Dios, Alá, etc.) que lo dispone todo, y que puede acabarlo todo, debido al pecado reinante entre los seres humanos, objetivo de su dominación. El caso de Galileo Galilei puede relacionarse aquí, cuando en medio de su juicio por herejía afirmó “Y sin embargo, gira”, en referencia al Planeta Tierra, que perdería su carácter geocéntrico, para pasar el heliocéntrico del Sol, como centro de la Vía Láctea, que tan solo es una parte de este infinito universo, donde aún no se han descubierto muchas verdades.

Un concepto más peculiar; en la final del Campeonato Mundial de Futbol de 1966, jugaban las selecciones de Inglaterra y Alemania Federal. En pleno tiempo extra, llegó la polémica jugada del tercer gol inglés, el balón primero pega en el travesaño del arco, luego cae a tierra, sobre la raya de gol. El árbitro consideró que era gol válida, y luego de un resultado final que dio ganadora al equipo de la Reina Isabel por 4 goles contra 2, ésta se quedaría con el título orbital. Los alemanes hoy en día siguen cuestionando la validez de dicha jugada, el mundo se ha movido alrededor de la misma, y casi 50 años después, no hay humo blanco sobre la validez de esa jugada. Es más, en dicha época, no existía la suficiente tecnología en el caso y se debió respetar la decisión del juez. Pero hoy en día, por más simuladores tecnológicos que le pongan a la jugada, así el rollo de la película se encuentre desgastado y agotado, no habrá acuerdo total para definir el tema; y por ende, Inglaterra tendrá en sus estadísticas dicha copa mientras que los alemanes tendrán que resignarse al subcampeonato histórico. No hay verdades absolutas.

En una reunión social, muchos dirán que la vestimenta de alguien le luce pero otros dirán que es quien menos mal luce, o no faltarán quienes no gusten de las prendas de vestir y le echarán vaciadas a quien lo luce. Con estos ejemplos quedan demostrados que aún no hay certeza sobre la existencia de las Verdades Eternas, como dirían los ultracatólicos, que apenas se van descubriendo con el paso del tiempo, y que lo más probable es que se acabe el mundo sin conocerse su verdad. De aquí, se dejaría esta pregunta, a manera de reflexión: si se conociesen las verdades absolutas, ¿no las utilizarían los seres humanos para convertirlas en sesgadas?




No hay comentarios:

Publicar un comentario