Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 17 de septiembre de 2015

SENSES ANTITAYRONA

Octubre 4 de 2012

Senses Antitayrona

Como si se tratase de una maldición o una enfermedad crónica, al Parque Tayrona y la Sierra Nevada de Santa Marta, le quieren caer los empresarios hoteleros en forma indiscriminada, sin medir adecuadamente las posibles consecuencias a nivel ambiental y social de sus proyectos, que son descritos como mecenas, cuando en realidad son factores contaminantes, además de que podrían generar violencia. Y precisamente, este tema se ha tratado en columnas anteriores, de las cuales se extrae lo siguiente:

El 15 de julio del año 2011, en la columna Nabusimake, se trató sobre el tema de la belleza de este pueblo indígena, al cual le quieren meter para convertirlo en un proyecto hotelero. Aquí se hizo la siguiente aseveración a manera de inquietud: “La intención de varios grupos de inversiones turísticas de construir en dicha zona, con el fin de aumentar el flujo turístico a Colombia; aquí toca decir que más allá de que sean buenas o malas las intenciones, toca tener en cuenta las opiniones y preocupaciones expresadas por la Comunidad Indígena, por cuanto estos megaproyectos pueden afectar de forma irreversible su Entorno Medio-Ambiental, Social y Cultural. ¿Será que todo lo moderno y confort es conveniente?, ¿porqué NO recurrir a nuestras raíces para descubrir nuestras fortalezas? Preguntas sin respuestas aún”.

Y el 17 de mayo del presente año, se expresó la preocupación que hay por las pretensiones del Grupo Aviatur (en cabeza de Jean Claude Bessudo) de también realizar un proyecto turístico en pleno Parque (y más con esa decisión triste de la Corte Constitucional de otorgarle al Ministerio de Ambiente la facultad de dar licencias ambientales en Parques Nacionales Naturales), y sumando la salida “inteligente” del Ministro del Interior en esa época, Germán Vargas Lleras de que no había comunidades indígenas asentadas allá, por obra y gracia del espíritu santo. Frente a este tema, se hicieron las siguientes preguntas, que no han tenido respuesta satisfactoria, como en el caso anterior:
·        “El parque recibiría 5000 millones de pesos en los diez años de concesión. A lo largo de estos siete años que han pasado, ¿Qué habrá pasado hasta el momento?”.
·        “¿Porqué tanto silencio de las autoridades del Departamento del Magdalena y de su ciudad, Santa Marta, frente a la problemática? Tal vez de la única persona que se pueda esperar algún hecho para aportar en algo a la solución de dicha problemática es del actual Alcalde de la Perla más Hermosa de América, Carlos Caycedo”.
·        “Sería bueno saber la opinión del actual Ministro del Medio Ambiente, Juán Gabriel Uribe así como de su antecesor Frank Pearl (quien durante los dos Gobiernos de Álvaro Uribe Vélez, desempeñó diversos cargos, como el de Alto Comisionado de Paz)”.
·        “No ha habido una explicación satisfactoria del Ministerio del Interior sobre porque dijo que no era resguardo indígena esta zona”.

Y lo peor; la terquedad de los empresarios hoteleros no tiene límites; la firma Six Senses – Arrecifes ha planteado la posibilidad de solicitar una licencia ambiental para construir un megaproyecto turístico, que supuestamente traería beneficios a la comunidad, pero aquí vendría el primer inconveniente; y es que como pasa en la mayoría de los proyectos que se hacen en Colombia, no son totalmente concertados con la comunidad, trayendo molestas consecuencias para la misma. Entonces, ¿qué pasaría en este caso? Ojalá la Dirección Nacional de Parques Naturales, en cabeza de Luz Angarita, una dama quien si ha mostrado interés en el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible, si bien manifestó desconocer el interés de la multinacional, esté alerta frente a este caso; sobre todo ahora que se conoce las afirmaciones hechas por la representante de la empresa hotelera, Claudia Dávila (un apellido muy samario), quien dijo en el Diario del Magdalena, que el parque estaba abandonado y en mal estado, así como su empresa tendría altos estándares ambientales (sería bueno saber cuales estándares).

Pero el asunto no para aquí; ha habido miembros de la Familia Santos también con las manos en este tipo de proyectos (lo cual habría hecho que el Presidente lo vetara para no meterse en una grande). Podría tenerse como ejemplo lo siguiente (según la revista La Barra): cuando Francisco Santos (primo hermano del actual mandatario de los colombianos) era Vicepresidente de la República (fórmula de Álvaro Uribe Vélez, muy amigo del apellido Dávila de Santa Marta) se reunió con empresarios asiáticos (quienes al parecer estarían relacionados con Six Senses). Y lo que dicen por ahí, es que a Pachito le faltó poquito para haberles regalado todo el parque, ay Dios. Y por ende, tomo las palabras del Consultor y Experto Jorge Mauricio Bonilla Rubiano, al referirse a este tema: “Colombia es un país maravilloso, primer país en biodiversidad por metro cuadrado en el mundo y los colombianos adoramos atender a la gente, la acogida es nuestro futuro. De la mano de la naturaleza, le mostraremos al mundo que no hay mejor país que Colombia y que pueden seguir llegando inversiones de la más alta seriedad y calidad, así se hagan salidas en falso, a veces penosas y hasta graciosas”.

Finalmente, traigo a colación las palabras de Daniel Samper Pizano en su Cambalache del 30 de septiembre pasado frente al tema: ESQUIRLAS. 1) Agazapado como proyecto "sostenible" contraataca el rechazado superhotel del Parque Tayrona. La estrategia, ahora, es decir que el parque está en mal estado y el hotel le ayudará. Ni lo uno ni lo otro es cierto. Ojo, pues, señor Ministro”. Tiene toda la razón y se debe apoyar.

PD1: El Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) en Bogotá. ¿Habrá organización de verdad?
PD2: Más dinero adicionado para la descontaminación del Río Bogotá. ¿Más basura generada frente al posible desperdicio?
PD3: ¿Existe realmente un departamento en la Procuraduría General de la Nación que se preocupe por lo ambiental y sostenible? Parece que no.
PD4: La Ruta del Sol otra vez con problemas por trazados en zonas no permitidas. Estas licitaciones, ay Andrés Uriel Gallego, le quedaron grande.
PD5: Ya postergaron el inicio de los diálogos de paz hasta el 17 de octubre; y por ahí está Jorge Enrique Botero merodeando. Preocupante.
PD6: La revisión tecno – mecánica de vehículos nuevos cada seis años, según fallo de la corte constitucional. ¿Cómo quedó el negocio?
PD7: Contaminantes y desagradables son las vallas de apoyo al Inquisidor, perdón, al Procurador.

PD8: ¿Porqué tanto silencio del Expresidente Uribe en los últimos días?, ¿sería que apareció el Rolex del Exministro Londoño?

No hay comentarios:

Publicar un comentario